Compartir
Logo-Revista-02
Logo-Revista-02
Logo-Revista-02

Colombia, territorio emprendedor

"El emprendimiento es uno de los ejes fundamentales del tejido productivo del país. A través de diferentes programas, el SENA ha contribuido en el desarrollo de los proyectos de miles de colombianos."

Los emprendedores son actores fundamentales en el fortalecimiento de la capacidad productiva de un país. Para ellos, consolidar una idea de negocio, hacerla competitiva y sostenible, es uno de los grandes desafíos. Bajo esta premisa, el Gobierno colombiano ha entendido la importancia de guiar, apoyar y fortalecer el desarrollo de los proyectos de los emprendedores que y con el Fondo Emprender del SENA, a través de acompañamiento y recursos financieros, ha sido una forma de potencializarlos.

De acuerdo con Carlos Mario Estrada, director general del SENA, “El emprendimiento es un factor clave de transformación social y productiva de la sociedad. A través del Fondo Emprender, hemos desarrollado un modelo denominado 4K –dado que lo componen cuatro capitales: Sicológico, Soporte, Semilla y Socia, que fomenta la mentalidad emprendedora, acompaña a los emprendedores, les otorga capital semilla y fortalece la comunidad colaborativa”.

“El propósito de este programa es apoyar con recursos financieros y de soporte a los emprendedores colombianos, que les permita hacer realidad su sueño de crear empresas sostenibles y sustentables”, expone el funcionario.

Apoyo a los emprendedores

Alexandra Henao, creadora de Deshidratados Ananas, es un ejemplo del apoyo a los emprendedores colombianos. Su emprendimiento, dedicado a la producción de snacks e infusiones saludables artesanales y con productos que les compra directamente a campesinos del Chocó, fue uno de los proyectos beneficiarios del Fondo. “Con el dinero que me dieron vamos a hacer unas mejoras en el local, donde va a funcionar la planta. Un espacio que podrá cumplir con todas las normas sanitarias exigidas por las autoridades”, explica.

Los recursos financieros, que generalmente contemplan la compra de maquinarias, insumos y pago de nómina por varios meses, no representan la única ventaja de acceder a estos programas. Con un equipo de más de 2.500 profesionales a través de los 117 Centros de Desarrollo Empresarial del SENA, los emprendedores reciben una asesoría integral.

El acompañamiento en la gestión y toma de decisiones, en muchos casos, va desde el momento en el que nace la idea. Así lo explica Mónica Pachecho, una emprendedora caleña que se enamoró del Amazonas: “Lo mío arrancó como una idea para una comunidad indígena en Leticia, por ejemplo. Luego te asignan un gestor que te acompaña todo el tiempo”. Así nació Onitano, un centro de intercambio cultural donde se exponen diseños artesanales de los ticunas, y que además ofrecerá espacios turísticos para el avistamiento de aves.

La asesoría puede ser crucial en cualquier momento de un emprendimiento, incluso si este ya venía en curso. Es el caso de Carolina Patiño, quien, gracias al Fondo, pudo consolidar el modelo de negocio de la finca cafetera El Ocaso, en Salento, Quindío.

“Gané la oportunidad en el Fondo y estoy muy agradecida. Fue en ese momento que la empresa se volvió visible y con recursos propios hubiera sido mucho más demorado y complicado. El año pasado atendimos más de 30.000 personas, de las cuales el 90 por ciento son extranjeros”, comenta la emprendedora.

Todos estos proyectos parecen tener un elemento en común: el apoyo directo o indirecto a la economía y cultura nacional; campesinos, productores, comunidades vulnerables, colombianos que gracias a una idea generan empleo en miles de municipios del país.

Los emprendedores son actores fundamentales en el fortalecimiento de la capacidad productiva de un país. Para ellos, consolidar una idea de negocio, hacerla competitiva y sostenible, es uno de los grandes desafíos. Bajo esta premisa, el Gobierno colombiano ha entendido la importancia de guiar, apoyar y fortalecer el desarrollo de los proyectos de los emprendedores que y con el Fondo Emprender del SENA, a través de acompañamiento y recursos financieros, ha sido una forma de potencializarlos.

De acuerdo con Carlos Mario Estrada, director general del SENA, “El emprendimiento es un factor clave de transformación social y productiva de la sociedad. A través del Fondo Emprender, hemos desarrollado un modelo denominado 4K –dado que lo componen cuatro capitales: Sicológico, Soporte, Semilla y Socia, que fomenta la mentalidad emprendedora, acompaña a los emprendedores, les otorga capital semilla y fortalece la comunidad colaborativa”.

“El propósito de este programa es apoyar con recursos financieros y de soporte a los emprendedores colombianos, que les permita hacer realidad su sueño de crear empresas sostenibles y sustentables”, expone el funcionario.

Apoyo a los emprendedores

Alexandra Henao, creadora de Deshidratados Ananas, es un ejemplo del apoyo a los emprendedores colombianos. Su emprendimiento, dedicado a la producción de snacks e infusiones saludables artesanales y con productos que les compra directamente a campesinos del Chocó, fue uno de los proyectos beneficiarios del Fondo. “Con el dinero que me dieron vamos a hacer unas mejoras en el local, donde va a funcionar la planta. Un espacio que podrá cumplir con todas las normas sanitarias exigidas por las autoridades”, explica.

Los recursos financieros, que generalmente contemplan la compra de maquinarias, insumos y pago de nómina por varios meses, no representan la única ventaja de acceder a estos programas. Con un equipo de más de 2.500 profesionales a través de los 117 Centros de Desarrollo Empresarial del SENA, los emprendedores reciben una asesoría integral.

El acompañamiento en la gestión y toma de decisiones, en muchos casos, va desde el momento en el que nace la idea. Así lo explica Mónica Pachecho, una emprendedora caleña que se enamoró del Amazonas: “Lo mío arrancó como una idea para una comunidad indígena en Leticia, por ejemplo. Luego te asignan un gestor que te acompaña todo el tiempo”. Así nació Onitano, un centro de intercambio cultural donde se exponen diseños artesanales de los ticunas, y que además ofrecerá espacios turísticos para el avistamiento de aves.

La asesoría puede ser crucial en cualquier momento de un emprendimiento, incluso si este ya venía en curso. Es el caso de Carolina Patiño, quien, gracias al Fondo, pudo consolidar el modelo de negocio de la finca cafetera El Ocaso, en Salento, Quindío.

“Gané la oportunidad en el Fondo y estoy muy agradecida. Fue en ese momento que la empresa se volvió visible y con recursos propios hubiera sido mucho más demorado y complicado. El año pasado atendimos más de 30.000 personas, de las cuales el 90 por ciento son extranjeros”, comenta la emprendedora.

Todos estos proyectos parecen tener un elemento en común: el apoyo directo o indirecto a la economía y cultura nacional; campesinos, productores, comunidades vulnerables, colombianos que gracias a una idea generan empleo en miles de municipios del país.

 


Notice: Undefined variable: post_id in /home/umtb6itwi057/public_html/revistadigital.sena.edu.co/wp-content/plugins/comment-form/frontend/comment_form_frontend.php on line 197

Deja un comentario

Compartir
ENGLISH ENGLISH ESPAÑOL ESPAÑOL