Compartir
Logo-Revista-02
Logo-Revista-02
Logo-Revista-02

Fiesta virtual de la creatividad y las emociones

Karen Camacho / Comunicadora SENA Dirección General

Desde hace siete años, siempre a finales de octubre, los aprendices del Centro de Manufactura en Textil y Cuero de la Regional Distrito Capital llevan a otro nivel su creatividad para convertirse en personajes de ciencia ficción y unirse en una celebración que festeja por todo lo alto el arte y la cultura.

Este año, acudiendo a la nueva normalidad, conservando la tradición y rompiendo las barreras de la distancia por medio de la tecnología, la fiesta se desarrolló de manera virtual.

Así que, la subdirectora del Centro, Sonia Enciso Mosquera y el líder de Cultura, Harold Rubio junto con un grupo de instructores descubrieron la respuesta a la pregunta del millón: ¿Cómo es una fiesta virtual? y la proyectaron como una experiencia llena de emociones, que les dio la posibilidad de estar juntos sin estar en el mismo lugar físico, lo que les permitió escucharse mucho más que en una fiesta presencial, pues cada aprendiz tuvo la oportunidad de expresar, por medio del arte, todo aquello que ha sentido en medio de la crisis ocasionada por el COVID-19. “A pesar de los momentos tan difíciles que estamos pasando siempre llega algo bueno. Desde el 11 de abril hago parte de este centro y he entendido que, por más agobiado que uno se sienta, siempre hay que sacar el lado bueno; los errores te hacen crecer, los malos momentos a vivir los detalles importantes, a soñar lo bonito, lo lleno de vida”, mensaje de la aprendiz de Patronaje, Laura Juanita Álvarez, durante la fiesta de la creatividad y las emociones.

Nuevos rostros en la pandemia

Sin duda, la mejor manera de un artista para desahogarse es por medio del arte y por eso este año, en lugar de disfrazarse de su personaje favorito, los aprendices del Centro de Manufactura en Textil y Cuero decidieron llegar a la fiesta de la cultura 2020 con una máscara elaborada por ellos mismos, que reflejó en su rostro los sentimientos que inundaron su época de pandemia; esta dinámica los hizo entender que no están solos y no lo estuvieron a lo largo de estos últimos trimestres.

Decidimos continuar con la tradición y hacer un carnaval de máscaras donde la principal atracción son las emociones de nuestras aprendices, que nos cuentan cómo se fortalecieron de esta experiencia y qué aprendieron de la misma. Es ahí cuando unimos el arte y los conocimientos, lo que nos lleva a formar a nuestros aprendices desde el ser y el hacer”, afirma Harold Rubio.

Invitado sorpresa

A la primera fiesta virtual de la Regional Distrito Capital del SENA, llegó Camilo Gordillo conocido como ‘Ceroker’, reconocido en Latinoamérica como uno de los grafiteros más importantes de la capital colombiana, con 20 años de experiencia en la escena del Street Art. Pero no asistió con las manos vacias, pues como buen invitado trajo un regalo para los aprendices, que quedo plasmado no solo en las paredes del Centro, sino también en los corazones de quienes anhelan regresar a la presencialidad.

El arte es la mejor manera de transmitir, sigan su pasión porque se puede vivir de lo que a uno le gusta”, fue el mensaje de Ceroker para los aprendices.

Ceroker

El mural que regaló Ceroker, valorado en mas de 14 millones de pesos, representa las emociones y simboliza la diversidad de los aprendices que integran el Centro de Formación. El mensaje que entrega el artista con esta pintura es que aquí se vale todo en personalidad y en sentimientos y que, los mismos, pueden ser motivo de inspiración para los proyectos que se gestan en su proceso formativo.

Graffiti-1 de Ceroker

Desde hace siete años, siempre a finales de octubre, los aprendices del Centro de Manufactura en Textil y Cuero de la Regional Distrito Capital llevan a otro nivel su creatividad para convertirse en personajes de ciencia ficción y unirse en una celebración que festeja por todo lo alto el arte y la cultura.

Este año, acudiendo a la nueva normalidad, conservando la tradición y rompiendo las barreras de la distancia por medio de la tecnología, la fiesta se desarrolló de manera virtual.

Así que, la subdirectora del Centro, Sonia Enciso Mosquera y el líder de Cultura, Harold Rubio junto con un grupo de instructores descubrieron la respuesta a la pregunta del millón: ¿Cómo es una fiesta virtual? y la proyectaron como una experiencia llena de emociones, que les dio la posibilidad de estar juntos sin estar en el mismo lugar físico, lo que les permitió escucharse mucho más que en una fiesta presencial, pues cada aprendiz tuvo la oportunidad de expresar, por medio del arte, todo aquello que ha sentido en medio de la crisis ocasionada por el COVID-19. “A pesar de los momentos tan difíciles que estamos pasando siempre llega algo bueno. Desde el 11 de abril hago parte de este centro y he entendido que, por más agobiado que uno se sienta, siempre hay que sacar el lado bueno; los errores te hacen crecer, los malos momentos a vivir los detalles importantes, a soñar lo bonito, lo lleno de vida”, mensaje de la aprendiz de Patronaje, Laura Juanita Álvarez, durante la fiesta de la creatividad y las emociones.

Nuevos rostros en la pandemia

Sin duda, la mejor manera de un artista para desahogarse es por medio del arte y por eso este año, en lugar de disfrazarse de su personaje favorito, los aprendices del Centro de Manufactura en Textil y Cuero decidieron llegar a la fiesta de la cultura 2020 con una máscara elaborada por ellos mismos, que reflejó en su rostro los sentimientos que inundaron su época de pandemia; esta dinámica los hizo entender que no están solos y no lo estuvieron a lo largo de estos últimos trimestres.

Decidimos continuar con la tradición y hacer un carnaval de máscaras donde la principal atracción son las emociones de nuestras aprendices, que nos cuentan cómo se fortalecieron de esta experiencia y qué aprendieron de la misma. Es ahí cuando unimos el arte y los conocimientos, lo que nos lleva a formar a nuestros aprendices desde el ser y el hacer”, afirma Harold Rubio.

Invitado sorpresa

A la primera fiesta virtual de la Regional Distrito Capital del SENA, llegó Camilo Gordillo conocido como ‘Ceroker’, reconocido en Latinoamérica como uno de los grafiteros más importantes de la capital colombiana, con 20 años de experiencia en la escena del Street Art. Pero no asistió con las manos vacias, pues como buen invitado trajo un regalo para los aprendices, que quedo plasmado no solo en las paredes del Centro, sino también en los corazones de quienes anhelan regresar a la presencialidad.

El arte es la mejor manera de transmitir, sigan su pasión porque se puede vivir de lo que a uno le gusta”, fue el mensaje de Ceroker para los aprendices.

Ceroker

El mural que regaló Ceroker, valorado en mas de 14 millones de pesos, representa las emociones y simboliza la diversidad de los aprendices que integran el Centro de Formación. El mensaje que entrega el artista con esta pintura es que aquí se vale todo en personalidad y en sentimientos y que, los mismos, pueden ser motivo de inspiración para los proyectos que se gestan en su proceso formativo.

Graffiti-1 de Ceroker

Podcast en español

Podcast en inglés

 


Notice: Undefined variable: post_id in /home/umtb6itwi057/public_html/revistadigital.sena.edu.co/wp-content/plugins/comment-form/frontend/comment_form_frontend.php on line 197

Deja un comentario

Compartir
ENGLISH ENGLISH ESPAÑOL ESPAÑOL

Centro de Formación del SENA inaugurado en el año 1995 y en donde miles de aprendices al año aprenden sobre diseño, patronaje, marroquinería, costura y confección, entre otros conocimientos, que los convierten en el talento humano capacitado para brillar en la industria de la moda.